Diseño HUMANO para habitar el espacio


El origen de la palabra “oficio” proviene del latín officium, derivado de opifficium. La palabra está conformada por opus, que significa “obra” y facere, que significa “hacer” y el sufijo io. La relación de ambos conceptos significa “la acción y el efecto”, uno en consecuencia del otro, el efecto como regalo de nuestras acciones. Esto es lo que significa para nosotros el acto de crear.



México es una tierra llena de tesoros escondidos. La falta de modernización en amplias zonas del país ha permitido que sigan existiendo formas antiguas de resolver problemas o hacer realidad imaginaciones. Afortunadamente, siguen existiendo técnicas y procesos que son enseñados de generación en generación. Son aprendidos de manera empírica, de boca en boca como lo hacían los maestros en la antigüedad.



Uno de los pilares fundamentales de La Turbia, es la búsqueda de artesanos y sus oficios. Nos mueven los materiales y las infinitas posibilidades que nuestros maestros pueden realizar con ellos. Nuestra labor como diseñadores es generar formas y usos contemporáneos a la aplicación de cada material y técnica milenaria.



Es nuestra labor como diseñadores y productores asegurarnos que todo el proceso sea socialmente responsable y que los recursos lleguen directamente a los maestros, es decir, sin intermediarios. A lo largo de los distintos procesos de producción de cada pieza, nos hemos encargado que cada colaborador sea tratado y remunerado de forma justa y directa.



Actualmente trabajamos con 9 talleres enfocados a distintos oficios. Latón con Fernando, cobre con Juan y Javier, piedra con Vicente, metal con Fernando y José Luís, madera con Gus y Renzo, espejos con Euri y Arantza, restauración de Cristina y textil con la familia de Lilí. Sin su trabajo, ninguna de las piezas del estudio seria posible.